Quienes Somos

Somos personas de diferentes procedencias que apoyamos el Mensaje de Silo. Algunos participan activamente en este Mensaje y otros son amigos de diferentes creencias que creen en el diálogo y la interrelación para superar los conflictos sociales y personales.

El Mensaje dado por Silo en julio de 2002, consta de tres partes: el Libro; la Experiencia y el Camino. El Libro es conocido desde hace tiempo como “La Mirada Interna”. La Experiencia está planteada a través de ocho ceremonias capaces de producir inspiración espiritual y cambios positivos en la vida diaria. El Camino es un conjunto de reflexiones y sugerencias sobre la vida personal, interpersonal y social.

El Mensaje está a disposición libremente y circula impreso o través de las redes informáticas.

Sobre Silo

Silo es el guía espiritual que aparece en este momento convulso, violento y sin esperanza. Su mensaje es simple y profundo al mismo tiempo. Su obra trasciende todas las fronteras y sus seguidores se encuentran en las más diversas culturas de todos los continentes.

En 1969, la vida pública de Silo comenzó con dos hechos fundamentales: un discurso pronunciado el 4 de mayo en un pequeño pueblo al pie de los Andes, ubicado en la frontera entre Argentina y Chile, llamado Punta de Vacas, frente a un puñado de personas. Esta alocución pública será conocida como “La curación del sufrimiento”. En ese mismo lugar escribe «La Mirada Interna», un libro que se publicaría en 1972. Tanto el discurso como el libro son la piedra angular de su enseñanza.

En el primero, describe la raíz del sufrimiento «… solo puedes terminar con la violencia en ti y en los demás y en el mundo que te rodea, por la fe interna y la meditación interna…», mientras que en «La Mirada Interna» desarrolla cual es el verdadero sentido de la vida:

“Aquí se cuenta cómo al sin sentido de la vida se lo convierte en sentido y plenitud.

Aquí hay alegría, amor por el cuerpo, a la naturaleza, a la humanidad y al espíritu.

Aquí se reniega de los sacrificios, del sentimiento de culpa y de las amenazas de ultratumba.

Aquí no se opone lo terreno a lo eterno.

Aquí se habla de la revelación interior a la que llega todo aquél que cuidadosamente medita en una humilde búsqueda".

Silo ha dado seminarios, conferencias y participado en exposiciones públicas masivas en las que ha expresado sus puntos de vista y enseñanzas a cientos de miles de personas desde México a Bombay, desde París a Moscú, desde Manila a Copenhague, Sri Lanka y Nápoles, Nueva York y Quito.

En todo el mundo se unen gentes simpatizantes a sus palabras de esperanza, de apertura a la posibilidad de cambio, de certeza de que podemos definitivamente convertirnos en un verdadero ser humano dejando atrás la prehistoria del sufrimiento, del nihilismo, de la violencia.

"... Pero a pesar de todo... a pesar de ese desgraciado encierro, algo leve como un sonido lejano, algo leve como la brisa amanecida, algo que comienza suavemente, se abre paso en el interior del ser humano..., ¿Por qué alma mía esa esperanza? ¿Por qué esa esperanza que desde las más oscuras horas de mi infortunio se abre paso luminosamente?..."